PASO 1

Arrepentimiento, la clave para hallar la puerta

Calendario Bíblico

14 de Abib o Nisán

A. AL LIBERTAR ISRAEL
Éx. 27:1-2
Éx. 12: 1 -7
Éx. 12-14 

14 de Abib o Nisán

B. ESTATUO DEL PADRE ETERNO
Lv. 23:4-5

Muerte del Cordero

C. PRIMERA VENIDA DEL MASHÍAJ (MESÍAS)
Mt. 3:1-2
Mr. 1:14-1
Jn. 10:9
Mt. 7:13-14
Is. 35:8 

Altar del Holocausto

Elemento del Templo para putificación de los participantes

A. Al libertar Israel

"Harás también un altar de madera de acacia de cinco codos de longitud, y de cinco codos de anchura; será cuadrado el altar, y su altura de tres codos”.

“Harás también un altar de madera de acacia”, la madera de acacia es la más fuerte y resistente a la corrupción por lo que fue símbolo del cuerpo del Redentor y Salvador del mundo, el Rey David "viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción” (Hch.2:31).

“Y le harás cuernos en sus cuatro esquinas; los cuernos serán parte del mismo; y lo cubrirás de bronce”.

“Los cuernos serán parte del mismo”, estos significan “PODER” Los cuernos anuncian el poder en el sacrificio de Yehoshúa Ha-Mashíaj el cordero perfecto, los cuatro cuernos fueron diseñados con sus puntas inclinadas hacia el exterior del altar señalando los cuatro ángulos de la tierra: Norte, Sur, Este y Oeste, anunciando así la redención para todos los creyentes en la tierra.

En las medidas “de cinco codos de longitud, y de cinco codos de anchura” (5x5) encontramos que el número cinco simboliza los cinco libros de la Torah, “y su altura de tres codos”: el número tres está relacionado a los tres días y tres noches que Yehoshúa estuvo en el vientre de la tierra (Mt 12:40).

“Y lo cubrirás de bronce” este significa juicio por el cual nuestro Adón Yehoshúa Ha-Mashíaj fue condenado a muerte por el pecado del mundo.

"Habló Hashem a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo:
2 Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año.
3 Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia.
4 Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero.
5 El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras.
6 Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes.
7 Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer”.
“Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Hashem.
13 Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.
14 Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Hashem durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis".

B. Santa Convocación de ensayo

Pésaj (Pascua)

Estatuto de Nuestro Padre Eterno

"Estas son las fiestas solemnes de Hashem, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos:
5 En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Hashem”.

La sangre de este cordero fue para preservación de la vida de los primogénitos del pueblo de Israel, el mismo mes y el mismo día nuestro Adón Yehoshúa Ha-Mashíaj fue llevado a la muerte derramando su Sangre para redención del creyente, dando vida a los muertos por el pecado y su Sangre es señal en los redimidos “y el maligno no le toca” (1Jn.5:18)

C. Verdad espiritual que atavía con Santidad a la novia

Reconocer la condición original y disponer el corazón para atender al llamado de Hashem con genuino Arrepentimiento (Teshuváh)

"En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, 2 y diciendo: Arrepentíos, porque el Reino de los Cielos se ha acercado".
"Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del Reino de Dios, 15 diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio". 

Las primeras palabras que pronunció Juan el Bautista al iniciar su ministerio fueron: “Arrepentíos”, estas mismas palabras pronunció Yehoshúa al iniciar su ministerio en Galilea, lo cual nos enseña que el “arrepentimiento” es lo primero que se manifiesta en el corazón de todo verdadero creyente. Este arrepentimiento es:

1. Un reconocimiento del pecado que nos ha llevado a vivir apartados de nuestro Creador y Padre Eterno.
2. Un deseo ardiente por alcanzar una nueva vida con entrega total a la voluntad de nuestro Elohim.   

Este arrepentimiento se manifiesta con una genuina voluntad de hacer cambios en:

a. Actitud
b. Modo de pensar
c. Nuevo plan de vida. 

"Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos"
"Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;
14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”
"Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará"