PASO 2

El vientre de la tierra está gestando gran luz

Calendario Bíblico

14-21 de Abib o Nisán

A. AL LIBERTAR ISRAEL
Éx.30:17-21 

14-21 de Abib o Nisán

B. ESTATUO DEL PADRE ETERNO
Lv.23:5-8
Éx.12: 14-20
Nm.28: 16-25

14-21 de Abib o Nisán

C. PRIMERA VENIDA DEL MASHÍAJ (MESÍAS)
Jn.1:1-2
Jn 7:37-39
Ef. 6:10-17
Mr.15:42-47
Ro.6:4-6

A. Al libertar Israel

Fuente del lavatorio o lavadero

(Lugar donde el Cohen -Sacerdote- se lavaba luego de hacer los sacrificios)

Elemento del Templo para putificación de los participantes

"Habló más Hashem a Moisés, diciendo:
18 Harás también una fuente de bronce, con su base de bronce, para lavar; y la colocarás entre el tabernáculo de reunión y el altar, y pondrás en ella agua.
19 Y de ella se lavarán Aarón y sus hijos las manos y los pies.
20 Cuando entren en el tabernáculo de reunión, se lavarán con agua, para que no mueran; y cuando se acerquen al altar para ministrar, para quemar la ofrenda encendida para Hashem, 21 se lavarán las manos y los pies, para que no mueran. Y lo tendrán por estatuto perpetuo él y su descendencia por sus generaciones".

El mensaje profético de este elemento esta en el agua, simboliza la Torah que es el poder del Verbo (Meymra) de Elohim hecho carne quien limpia y santifica al pecador arrepentido. "Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado", Jn.15:3.

B. Santa Convocación de ensayo

Jag Ha-Matzot (Panes sin levadura)

Estatuto de Nuestro Padre Eterno

“En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Hashem.
6 Y a los quince días de este mes es la fiesta solemne de los panes sin levadura a Hashem; siete días comeréis panes sin levadura.
7 El primer día tendréis santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis.
8 Y ofreceréis a Hashem siete días ofrenda encendida; el séptimo día será santa convocación; ningún trabajo de siervo haréis”.
“Y este día será en memoria, y lo celebrareis como fiesta solemne para Hashem durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis.
15 Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, será cortado de Israel.
16 El primer día habrá santa convocación, y asimismo en el séptimo día tendréis una santa convocación; ninguna obra se hará en ellos, excepto solamente que preparéis lo que cada cual haya de comer.
17 Y guardaréis la fiesta de los panes sin levadura, porque en este mismo día saqué vuestras huestes de la tierra de Egipto; por tanto, guardaréis este mandamiento en vuestras generaciones por costumbre perpetua.
18 En el mes primero comeréis los panes sin levadura, desde el día catorce del mes por la tarde hasta el veintiuno del mes por la tarde.
19 Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, será cortado de la congregación de Israel.
20 Ninguna cosa leudada comeréis; en todas vuestras habitaciones comeréis panes sin levadura”.

La levadura representa el pecado la “Yetzer hará”, es decir, el poder del pecado que domina la naturaleza humana llevando al hombre a transgredir las Leyes de Hashem. El cordero que fue sacrificado en la casa de cada una de las familias del pueblo de Israel el día catorce del primer mes, quitó el pecado, por lo cual no había pecado en estas familias amadas por nuestro Elohim, las cuales gozaban de su protección con ese poder celestial.

El pan leudado representa la Yétzer Hara heredada por el hombre y el pan sin levadura es un elemento que simboliza la Palabra (Meymra) de Hashem que es nuestro Adón Yehoshúa Ha-Mashíaj, Jn.6:51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.

C. Verdad espiritual que atavía con Santidad a la novia

Purificarse por medio de la inmersión en agua que es la Palabra (Meymra) de Hashem. (Teviláh en agua)

"En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
2 Este era en el principio con Dios".
"Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad".

Nuestro Adón Yehoshúa Ha-Mashíaj es la Meymra viva que puede revelarnos con exactitud y profundidad la mente de Hashem.

"En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo porque Jesús no había sido aún glorificado".
"Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios".

El agua simboliza la Palabra (Meymra) de Hashem, al ser sumergidos en el agua se cumple uno de los mandamientos de purificación o TEVILÁH, paso por medio del cual se da testimonio de que hemos escuchado y vivimos por la Palabra (Meymra) de Hashem, lo cual se evidencia con la convicción de pecado, ese dolor que lleva al arrepentimiento y a un firme deseo de cambio hacia una nueva vida.

La Torah es presentada como la espada del Rúaj, los creyentes que han sido fortalecidos con el poder de la Palabra (Meymra) luchan y vencen el pecado con ese poder celestial, cumpliéndose así la promesa de Yehoshúa cuando dijo: "El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él" (Jn.14:23).

"Vendremos" está en plural, esto es: todo el poder del Reino de los Cielos obrando en aquellos que han recibido Shalom y viven la Fidelidad de Elohim.


"Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.
11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.
14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,
15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.
16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.
17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios. Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas".