PASO 4

La luz de una nueva vida en Yehoshúa HaMashíaj

Calendario Bíblico

17 de Abib o Nisán

A. AL LIBERTAR ISRAEL
Éx.25:31-40
Éx.13:20-21
Éx.14:19-20
Éx. 29-31 

17 de Abib o Nisán

B. ESTATUO DEL PADRE ETERNO
Lv.23: 9-14

Resurrección de Yehoshúa

C. PRIMERA VENIDA DEL MASHÍAJ (MESÍAS)
Mt.28: 1 - 6
Jn.20: 1:10
1 Co.15: 20
Ap. 1:17-18 

El 17 de Abib que el pueblo de Israel cruza el mar, nuestro Adón Yehoshúa Ha-Mashíaj es resucitado manifestándose la perfección en el cumplimiento del plan de salvación para el hombre que se anunciaba desde los tiempos de la creación. 

Menoráh o candelabro

Elemento del Templo para putificación de los participantes

A. Al libertar Israel

"Harás además un candelero de oro puro; labrado a martillo se hará el candelero; su pie, su caña, sus copas, sus manzanas y sus flores, serán de lo mismo.
32 Y saldrán seis brazos de sus lados; tres brazos del candelero a un lado, y tres brazos al otro lado.
33 Tres copas en forma de flor de almendro en un brazo, una manzana y una flor; y tres copas en forma de flor de almendro en otro brazo, una manzana y una flor; así en los seis brazos que salen del candelero; 34 y en la caña central del candelero cuatro copas en forma de flor de almendro, sus manzanas y sus flores.
35 Habrá una manzana debajo de dos brazos del mismo, otra manzana debajo de otros dos brazos del mismo, y otra manzana debajo de los otros dos brazos del mismo, así para los seis brazos que salen del candelero.
36 Sus manzanas y sus brazos serán de una pieza, todo ello una pieza labrada a martillo, de oro puro.
37 Y le harás siete lamparillas, las cuales encenderás para que alumbren hacia adelante.
38 También sus despabiladeras y sus platillos, de oro puro.
39 De un talento de oro fino lo harás, con todos estos utensilios.
40 Mira y hazlos conforme al modelo que te ha sido mostrado en el monte."
“Y Hashem iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche.
22 Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego”.
“Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas,
20 e iba entre el campamento de los egipcios y el campamento de Israel; y era nube y tinieblas para aquéllos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos a los otros”.
"Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda.
30 Así salvó Hashem aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar.
31 Y vio Israel aquel grande hecho que Hashem ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a Hashem, y creyeron a Hashem y a Moisés su siervo".

B. Santa Convocación de ensayo

Bikkurim (Primicias de la Cosecha)

Estatuto de Nuestro Padre Eterno

"Y habló Hashem a Moisés, diciendo:
10 Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo os doy, y seguéis su mies, traeréis al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega.
11 Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Hashem, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá.
12 Y el día que ofrezcáis la gavilla, ofreceréis un cordero de un año, sin defecto, en holocausto a Hashem.
13 Su ofrenda será dos décimas de efa de flor de harina amasada con aceite, ofrenda encendida a Hashem en olor gratísimo; y su libación será de vino, la cuarta parte de un hin.
14 No comeréis pan, ni grano tostado, ni espiga fresca, hasta este mismo día, hasta que hayáis ofrecido la ofrenda de vuestro Dios; estatuto perpetuo es por vuestras edades en dondequiera que habitéis”.

C. Verdad espiritual que atavía con Santidad a la novia

Fidelidad (Emunáh)

"Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.
9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; 10 porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios".
"Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.
2 Y reposará sobre él el Espíritu de Hashem; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Hashem".
"Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra".
"Harás además un candelero de oro puro; labrado a martillo se hará el candelero; su pie, su caña, sus copas, sus manzanas y sus flores, serán de lo mismo.
32 Y saldrán seis brazos de sus lados; tres brazos del candelero a un lado, y tres brazos al otro lado.
33 Tres copas en forma de flor de almendro en un brazo, una manzana y una flor; y tres copas en forma de flor de almendro en otro brazo, una manzana y una flor; así en los seis brazos que salen del candelero."

El énfasis en el número tres es anunciando que a los tres días y tres noches de ser puesto en la sepultura el cuerpo de Yehoshúa Ha-Mashíaj se abrirían en su resurrección las copas mostrando a la humanidad la flor de almendro manifestando en sus cinco pétalos el poder y la fidelidad en la Torah santificando al creyente arrepentido para obrar la salvación por gracia de Elohim. Al cumplirse el tiempo de la primer venida del Yehoshúa Ha-Mashíaj como Salvador y redentor del mundo, Su vida, muerte y resurrección confirman lo que la Ley estableció como eje central de todo principio bíblico “el gran mandamiento del AMOR”, Sh’ma: oír y hacer” (Jn.13:34-35; 1 Jn.1:8-11). En Yehoshúa se nos revela una dimensión practica de cómo y hasta donde debemos amar y esto es representado en la caña central del candelero de donde emergen los seis brazos que levantan las copas, las manzanas, las flores y las siete lamparillas que dan luz y poder al creyente santificado por la Torah.

Nuestro Adón Yehoshúa Ha-Mashíaj al ser crucificado y levantado en la cruz, cumple proféticamente como almendro que floreció revelando la manzana, fruto escondido dentro de los cinco pétalos que representan los cinco libros de la Torah. En la resurrección se abrieron plenamente los pétalos de la flor de almendro manifestando el fruto del AMOR perfecto de nuestro Elohim por su creación, la cual se dice desde tiempos antiguos que fue hecha con 22 ladrillos que son las letras del alefato hebreo, por eso hay 22 copas en forma de flor de almendro, dentro de las cuales hay también 22 frutos.

"Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 15 de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, 16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;
17 para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios".

Las cuatro dimensiones que manifiesta el apóstol Pablo (Rab Shaúl), representan el infinito amor de nuestro Adón Yehoshúa Ha-Mashíaj, y su explicación es:

"Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.
2 Y reposará sobre él el Espíritu de Hashem; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Hashem".
"Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Hashem enviados por toda la tierra".

“Espíritu de sabiduría y de inteligencia”.
“Espíritu de Sabiduría”: 

Sabiduría: ciencia, entendimiento, inteligencia, sabio (Diccionario Strong H2451)

"Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos,
16 no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones,
17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,
18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza”.
"Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.
4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.
5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.
6 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra”.

“Espíritu de inteligencia”:

Inteligencia: Entendimiento, comprender, cordura, prudencia, sabiduría (Diccionario Strong H995).

"No me aparté de tus juicios, Porque tú me enseñaste.
103 ¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca.
104 De tus mandamientos he adquirido inteligencia; Por tanto, he aborrecido todo camino de mentira”.
"Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti,
2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia,
3 Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz;
4 Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros,
5 Entonces entenderás el temor de Hashem, Y hallarás el conocimiento de Dios.
6 Porque Hashem da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.
"Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,
4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,
5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,
7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,
8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,
9 dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo,
10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra."

“Espíritu de consejo y de poder”

Consejo: por implantar plan; también prudencia: acuerdo, consejero, designio, propósito (Diccionario Strong H6098).

"Hashem hace nulo el consejo de las naciones, Y frustra las maquinaciones de los pueblos.
11 El consejo de Hashem permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón por todas las generaciones”.

"Ahora, pues, hijos, oídme, Y bienaventurados los que guardan mis caminos.
33 Atended el consejo, y sed sabios, Y no lo menospreciéis”.

“Espíritu de poder”:

Poder: Eficacia, fuerza, maravilla, milagro, capacidad, potencia potestad (Diccionario Strong).

"Hashem es el que me ciñe de poder, Y quien hace perfecto mi camino;
33 Quien hace mis pies como de ciervas, Y me hace estar firme sobre mis alturas;
34 Quien adiestra mis manos para la batalla, Para entesar con mis brazos el arco de bronce.
35 Me diste asimismo el escudo de tu salvación; Tu diestra me sustentó, Y tu benignidad me ha engrandecido”.
"pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra."
"Porque no nos ha dado Dios Espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
8 "Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios".

“Espíritu de conocimiento y de temor de Hashem”.

Espíritu de conocimiento:

"Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor.
3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,
4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;
5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;
6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.
8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo".
"Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual,
10 para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios”.

“Espíritu de temor de Hashem”:

Es importante tener en cuenta la diferencia que hay en el temor “de” Hashem y el temor “a” Hashem:

1. “El temor de Hashem”: es el temor reverente que nos es dado cuando reconocemos la autoridad y el poder del Padre Eterno, éste poder lleva al creyente a reconocer la debilidad e impotencia para vencer el pecado y a aborrecer el mal poniendo su esperanza en ése poder celestial. Pr.9:10 "El temor de Hashem es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia, Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios" 2Co. 7:1.

2. “El temor a Hashem”: es el temor que por naturaleza siente el incrédulo a la justicia de Hashem, porque ha rechazado el poder, la misericordia y el amor de su Creador, “los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza” (Pr.1:7b).


PASO 4
La luz de una nueva vida en Yehoshúa HaMashíaj