PASO 7

Revelación del verdadero olor grato a santidad

Calendario Bíblico

10 de Tishri

A. AL LIBERTAR ISRAEL
Éx.30:1-10
Éx.30:34-38 

10 de Tishri

B. ESTATUO DEL PADRE ETERNO
Lv.23:27-28
Lv.16:11-13 

Revelación del Mashíaj (Mesías)

C. PRIMERA VENIDA DEL MASHÍAJ (MESÍAS)
Lc.19:1-9
2Co. 2:14-15 

Altar del Incienso

Elemento del Templo para putificación de los participantes

A. Al libertar Israel

"Harás asimismo un altar para quemar el incienso; de madera de acacia lo harás.
2 Su longitud será de un codo, y su anchura de un codo; será cuadrado, y su altura de dos codos; y sus cuernos serán parte del mismo.
3 Y lo cubrirás de oro puro, su cubierta, sus paredes en derredor y sus cuernos; y le harás en derredor una cornisa de oro.
4 Le harás también dos anillos de oro debajo de su cornisa, a sus dos esquinas a ambos lados suyos, para meter las varas con que será llevado.
5 Harás las varas de madera de acacia, y las cubrirás de oro.
6 Y lo pondrás delante del velo que está junto al arca del testimonio, delante del propiciatorio que está sobre el testimonio, donde me encontraré contigo.
7 Y Aarón quemará incienso aromático sobre él; cada mañana cuando aliste las lámparas lo quemará.
8 Y cuando Aarón encienda las lámparas al anochecer, quemará el incienso; rito perpetuo delante de Hashem por vuestras generaciones.
9 No ofreceréis sobre él incienso extraño, ni holocausto, ni ofrenda; ni tampoco derramaréis sobre él libación.
10 Y sobre sus cuernos hará Aarón expiación una vez en el año con la sangre del sacrificio por el pecado para expiación; una vez en el año hará expiación sobre él por vuestras generaciones; será muy santo a YAHWEH".

El altar del holocausto por ser un elemento elaborado en bronce donde se quemaban los animales después de morir por el pecado del pueblo fue colocado fuera del tabernáculo, a diferencia del altar del incienso que fue colocado en el lugar santísimo por ser figura y grato olor de santidad y pureza en el pueblo redimido con la sangre de Yehoshúa Ha-Mashíaj. 

"Dijo además Hashem a Moisés: Toma especias aromáticas, estacte y uña aromática y gálbano aromático e incienso puro; de todo en igual peso, 35 y harás de ello el incienso, un perfume según el arte del perfumador, bien mezclado, puro y santo.
36 Y molerás parte de él en polvo fino, y lo pondrás delante del testimonio en el tabernáculo de reunión, donde yo me mostraré a ti. Os será cosa santísima.
37 Como este incienso que harás, no os haréis otro según su composición; te será cosa sagrada para Hashem.
38 Cualquiera que hiciere otro como este para olerlo, será cortado de entre su pueblo".

Toma especias aromáticas, estacte y uña aromática y gálbano aromático e incienso puro, son cuatro las especias aromáticas que hacen la mezcla perfecta para el incienso, representando cuatro elementos simbólicos que son:

• El aceite y el vino: El Rúaj HaQódesh y la Sangre de Yehoshúa.
• El pan y el agua: La Palabra de Hashem. 

En ellos se anunciaba desde tiempos antiguos el orden de preparación obrado por el Rúaj HaQódesh para entrar al lugar Santísimo.

El pan y el agua: representan la Palabra de Hashem que es Yehoshúa, “Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo" Jn.6:51.


“El que cree en mí, como dice la Escritura de su interior correrán ríos de agua viva” 

B. Santa Convocación de ensayo

Yom Kippur (Primicias de la Cosecha)

Estatuto de Nuestro Padre Eterno

"A los diez días de este mes séptimo será el día de expiación; tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida a Hashem.
28 Ningún trabajo haréis en este día; porque es día de expiación, para reconciliaros delante de Hashem vuestro Dios."
"Y hará traer Aarón el becerro que era para expiación suya, y hará la reconciliación por sí y por su casa, y degollará en expiación el becerro que es suyo.
12 Después tomará un incensario lleno de brasas de fuego del altar de delante de Hashem, y sus puños llenos del perfume aromático molido, y lo llevará detrás del velo.
13 Y pondrá el perfume sobre el fuego delante de Hashem, y la nube del perfume cubrirá el propiciatorio que está sobre el testimonio, para que no muera".

C. Verdad espiritual que atavía con Santidad a la novia

Rectificar, Restituir y Restaurar (Tikún) con las virtudes del PADRE ETERNO manifestándose por medio del creyente, lo cual repara al mundo

“Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad.
2 Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, 3 procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.
4 Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí.
5 Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa.
6 Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso.
7 Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador”.

Zaqueo había creído en la Palabra de Yehoshúa y en el poder que había en Él. Zaqueo era un hombre reconocido en Jericó por ser jefe de los publicanos y recolector de impuestos, los judíos despreciaban a uno de su pueblo que servía a Roma para oprimir a su propia nación, además él se enriqueció cobrando a algunos impuestos más de lo establecido por Roma, por esta razón era visto como un hombre muy pecador.

 “Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado”.

El arrepentimiento de Zaqueo se manifestó públicamente con un gran deseo de rectificar y poner su vida bajo la voluntad de Hashem al despojarse de la mitad de sus riquezas para darla a los pobres e indemnizar sus víctimas de cobro excesivo de impuestos.

“Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. 10 Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”.

Yehoshúa conociendo que su arrepentimiento era verdadero y que el deseo era su salvación, le dice: “Hoy ha venido la salvación a esta casa”. La salvación lleva al creyente a un estado en el cual se experimenta un gozo profundo al reparar los daños causados durante una vida de pecado, a medida que se practica y se multiplica la bondad de restituir a la familia, al entorno social, a la comunidad, etc. los creyentes traemos bendición y luz a la tierra, lo cual testifica y glorifica verdaderamente el nombre de nuestro Padre Celestial. 

"Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.
15 Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan”.