El Tabernáculo, símbolo de la unificación de los pactos

Vestiduras del Cohén Ha Gadol
(Sumo Sacerdote)

"Harás llegar delante de ti a Aarón tu hermano, y a sus hijos consigo, de entre los hijos de Israel, para que sean mis sacerdotes; a Aarón y a Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar hijos de Aarón.
2 Y harás vestiduras sagradas a Aarón tu hermano, para honra y hermosura.
3 Y tú hablarás a todos los sabios de corazón, a quienes yo he llenado de espíritu de sabiduría, para que hagan las vestiduras de Aarón, para consagrarle para que sea mi sacerdote.
4 Las vestiduras que harán son estas: el pectoral, el efod, el manto, la túnica bordada, la mitra y el cinturón."

El Cohén Ha-Gadol usaba estas vestiduras solamente cada año para entrar al Lugar Santísimo delante de la presencia de Hashem Dios de Israel.

“Y pondrás la mitra sobre su cabeza, y sobre la mitra pondrás la diadema santa”.

Lámina de Oro

"Harás además una lámina de oro fino, y grabarás en ella como grabadura de sello, SANTIDAD A YHWH.
37 Y la pondrás con un cordón de azul, y estará sobre la mitra; por la parte delantera de la mitra estará.
     38 Y estará sobre la frente de Aarón, y llevará Aarón las faltas cometidas en todas las cosas santas, que los hijos de Israel hubieren consagrado en todas sus santas ofrendas; y sobre su frente estará continuamente, para que obtengan gracia delante de Hashem”.

“Y estará sobre la frente de Aarón” como una señal de que Aarón y su descendencia fueron apartados o santificados por Elohim para ejercer el ministerio sacerdotal. La “lámina de oro fino” tiene un sello grabado que dice “QEDUSHA A HASHEM”. Sobre Aarón eran puestas todas “las faltas cometidas” por el pueblo de Israel al no honrar a Elohim en las “santas ofrendas” y Aarón era purificado de estas faltas del pueblo, de las propias y de las de su casa en el sacrificio diario que hacía antes de entrar al Mishkán (Ex.29:38-39). El pueblo al ver a Aarón con “la diadema santa sobre su frente” por gracia recibía gozo y glorificaban a Elohim con sus ofrendas.

“Y harán el efod de oro, azul, púrpura, carmesí y lino torcido, de obra primorosa.
7 Tendrá dos hombreras que se junten a sus dos extremos, y así se juntará.
8 Y su cinto de obra primorosa que estará sobre él, será de la misma obra, parte del mismo; de oro, azul, púrpura, carmesí y lino torcido”
Ex.28:9-12 “Y tomarás dos piedras de ónice, y grabarás en ellas los nombres de los hijos de Israel; 10 seis de sus nombres en una piedra, y los otros seis nombres en la otra piedra, conforme al orden de nacimiento de ellos.
11 De obra de grabador en piedra, como grabaduras de sello, harás grabar las dos piedras con los nombres de los hijos de Israel; les harás alrededor engastes de oro.
12 Y pondrás las dos piedras sobre las hombreras del efod, para piedras memoriales a los hijos de Israel; y Aarón llevará los nombres de ellos delante de Hashem sobre sus dos hombros por memorial”.

Piedras de Ónice

Estas “dos piedras de Ónice” montadas en molduras de oro puro con los nombres de los doce hijos de Israel, donde se escribieron seis tribus en cada piedra para ser puestas sobre los hombros del Cohen Ha-Gadol con el fin de recordar un memorial que proféticamente nos quiere decir algo relevante con respecto a las doce puertas de ingreso a la Nueva Jerusalén

La piedra de Ónice en el pectoral que esta sobre el pecho del Cohén Ha-Gadol representa a Manases y el significado de este nombre es “CORDERO”, el sacerdocio Levítico terminó pero sobre el sacerdocio terrenal estaba el “CORDERO” que fue inmolado para redención de su pueblo amado que está disperso por todas las Naciones de la tierra, por medio del profeta Ezequiel Hashem Dios de Israel le manifestó al sacerdocio Levítico que no fue fiel a Elohim.

Pectoral del Juicio

“Harás asimismo el pectoral del juicio de obra primorosa, lo harás conforme a la obra del efod, de oro, azul, púrpura, carmesí y lino torcido”.
16 Será cuadrado y doble, de un palmo de largo y un palmo de ancho; 17 y lo llenarás de pedrería en cuatro hileras de piedras; una hilera de una piedra Sárdica, un topacio y un carbunclo; la segunda hilera, una esmeralda, un zafiro y un diamante; 18 la tercera hilera, un Jacinto, una ágata y una amatista; 19 la cuarta hilera, un berilo, un ónice y un jaspe.
20 Todas estarán montadas en engastes de oro.
21Y las piedras serán según los nombres de los hijos de Israel, doce según sus nombres; como grabaduras de sello cada una con su nombre, serán según las doce tribus”.

El Tabernáculo

"Harás el tabernáculo de diez cortinas de lino torcido, azul, púrpura y carmesí; y lo harás con querubines de obra primorosa”.

“La longitud de una cortina de veintiocho codos (12.5 m de largo), y la anchura de la misma cortina de cuatro codos (1.80 m de ancho); todas las cortinas tendrán una misma medida.
3 Cinco cortinas estarán unidas una con la otra, y las otras cinco cortinas unidas una con la otra”. 

Esta cortina estaba conformada por dos porciones principales compuestas cada una por cinco sub-partes, lo cual nos conecta con los diez mandamientos escritos en dos tablas con cinco ordenanzas en cada tabla, la unión de la mitad de la cortina hace una conexión entre los mandamientos relacionados con Hashem que están en la primera tabla, y aquellos otros cinco mandamientos relativos a las normas interpersonales del hombre, mostrando la humanidad y la divinidad de Yehoshúa como un poderoso conector que nos lleva al cumplimiento de las ordenanzas del Pacto hecho en el Sinaí. El ancho de cada segmento tenía cuatro codos lo cual puede asociarse al evangelio que sería llevado a los cuatro puntos geográficos de la tierra, anunciando desde aquel entonces en el desierto el cubrimiento del Pacto en el Sinaí para todas las Naciones de la tierra.

“Y harás lazadas de azul en la orilla de la última cortina de la primera unión; lo mismo harás en la orilla de la cortina de la segunda unión”.
“Harás el tabernáculo de diez cortinas de lino torcido, azul, púrpura y carmesí; y lo harás con querubines de obra primorosa”.

En las cortinas que cubren el Mishkan les fueron hechos querubines puestos como señal que anuncia la santidad del lugar, por lo que está cerrado para el pecado. Ver más en el paso 8A.

Cincuenta lazadas harás en la primera cortina, y cincuenta lazadas harás en la orilla de la cortina que está en la segunda unión; las lazadas estarán contrapuestas la una a la otra.
6 “Harás también cincuenta corchetes de oro, con los cuales enlazarás las cortinas la una con la otra, y se formará un tabernáculo”.

“Cincuenta lazadas”, las cincuenta lazadas representan la fiesta de las semanas que se lleva a cabo al finalizar la ciega del trigo para conmemorar la liberación del pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto y la entrega de las Tablas de la Ley en el Sinaí.

“También celebrarás la fiesta de las semanas, la de las primicias de la siega del trigo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año”.
“Siete semanas contarás; desde que comenzare a meterse la hoz en las mieses comenzarás a contar las siete semanas”.
 “Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Hashem”.

Anunciando así la fiesta de “Pentecostés”.

“Cincuenta” estos son los cincuenta días contados desde el segundo día de “Pésaj” (Yehoshúa en el Sepulcro) a “Shavuot”, que es cuando el Rúaj HaQódesh se manifiesta a los discípulos de Yehoshúa. Ver detallado en el paso #3B

4. Piel de Tejón
3. Piel de Carnero
2. Pelo de Cabra (Ex.26:7-13)
1. Cortina de lino torcido llamada El Tabernáculo (Ex.26:1-6) 

“Harás también cincuenta corchetes de oro, con los cuales enlazarás las cortinas la una con la otra, y se formará un tabernáculo”.

Pelo de Cabra

“Harás asimismo cortinas de pelo de cabra para una cubierta sobre el tabernáculo; once cortinas harás”.

Se ordeno colocar la cortina hecha con pelo de cabra que representa “el pecado” sobre la cortina de Lino Torcido (cortina sagrada), anunciando así que el pecado de los creyentes seria puesto sobre la humanidad de Yehoshúa Ha-Mashíaj quien sería juzgado y condenado a muerte por el pecado de su pueblo.

La Tienda

“Harás también a la tienda una cubierta de pieles de carneros teñidas de rojo y una cubierta de pieles de tejones encima”.

“Teñidas de rojo” representaba la redención en el sacrificio de Yehoshúa y, la transferencia del sacerdocio Levítico a un sacerdocio perfecto y eterno, “donde Yehoshúa entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec” (He.6:20, 7:22-28).

Las cortinas hechas de “Lino Torcido” representan la santidad y la pureza, cubriendo el lugar santo y santísimo en el interior del Mishkan, las cortinas hechas con pieles de “tejones” cubren el exterior del tabernáculo.

Cortina de Lino

Los Tejones

Hay tres características especiales en los tejones:

1. La piel de los “tejones” es muy fuerte y este animal no teme a nada, se enfrente a toda clase de depredadores sin dejarse vencer.
2. Su comida preferida son las serpientes y la miel de abejas. 
3. Son inmunes al veneno de toda clase de serpientes, tienen el antídoto que neutraliza el veneno de cualquier especie. 

"Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar."

Anuncia que la serpiente antigua (Satanás) seria herida de muerte en el sacrificio, muerte y resurrección del Redentor y Salvador Yehoshúa Ha-Mashíaj, perdiendo así Satanás el dominio y la potestad que obraba con engaño y mentira sobre el pueblo escogido por Grecia de Dios. 

El Lugar Santísimo

En contradicción al orden establecido en las instrucciones de Elohim quien ordeno con exactitud el lugar donde debían ser colocados cada uno de los elementos proféticos dentro del “Mishkan” el hombre por error desconoce y ha cambiado el lugar del altar del incienso sacándolo del lugar santísimo como lo dicen las sagradas escrituras:

Y lo pondrás delante del velo que está junto al arca del testimonio, delante del propiciatorio que está sobre el testimonio, donde me encontraré contigo."
"Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición.
3 Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo llamada el Lugar Santísimo,
4 el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto;
5 y sobre ella los querubines de gloria que cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede ahora hablar en detalle”.

Los escritos sagrados no hablan o explican con detalle como los sacerdotes colocaban incienso diariamente sin entrar al lugar santísimo, habla de las cucharas de oro hechas especialmente para poner el incienso sin abrir la cortina para entrar a poner el incienso dos veces en cada día, Nm.7:86 “Las doce cucharas de oro llenas de incienso, de diez siclos cada cuchara, al siclo del santuario; todo el oro de las cucharas, ciento veinte siclos”.

“Aarón quemará incienso aromático sobre él; cada mañana cuando aliste las lámparas lo quemará”.
8 Y cuando Aarón encienda las lámparas al anochecer, quemará el incienso; rito perpetuo delante de Hashem por vuestras generaciones”.

El altar del incienso estaba colocado en el lugar santísimo junto al sierre de la cortina sagrada, “Y lo pondrás delante del velo que está junto al arca del testimonio, delante del propiciatorio que está sobre el testimonio, donde me encontraré contigo”. Sin entrar el sacerdote, colocaba el incienso aromático dos veces al día desde el día de la dedicación.

Este error lleva a quien no ha sido santificado por la Torah viviente que es “Yehoshúa” a vivir una consolación falsa, convencidos que ya fueron redimidos y salvos por Yehoshúa Ha-Mashíaj por lo cual ya están en el lugar santísimo.

"Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!
16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.
17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.
18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.
19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.
20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.
22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. "